Muebles de consulta: consejos para acertar con tu compra

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Las consultas son espacios donde realizamos una labor profesional de cara a nuestros clientes. De ahí que tenga que tener cierto aire de recibimiento pero a la vez tenga que cumplir con la funcionalidad necesaria para cumplir con nuestra labor. La mayoría de las ocasiones las consultas suelen ser en ámbitos sanitarios. Por ello la necesidad de higiene y pulcritud se tiene que tener muy en cuenta.

Como cualquier otro establecimiento la elección del mobiliario es fundamental. En el ámbito de la sanidad esto se hace aún más importante ya que la consulta es el entorno donde se desarrollará la especial relación entre el paciente y el profesional médico. Los muebles hablarán sobre nuestra profesionalidad no sólo en la consulta sino en todo nuestro establecimiento o clínica.

Lo primero que tenemos que pensar es en la comodidad de nuestros clientes o pacientes. La verdad, es que la visita a una consulta médica no suele ser por motivos bastantes agradables. Por ello es fundamental escoger muebles que puedan dar un sentimiento acogida. El paciente deberá estar cómodo desde que está en la sala de espera hasta que salga de la consulta.

Los muebles de tu consulta son claves para una buena labor con tus pacientes

La madera es el material perfecto que ayuda a que una estancia sea acogedora. Es muy versátil y ayuda a generar un espacio donde se puede el paciente pueda tener una mejor experiencia. Lo bueno de la madera es que puede ayudar a crear cualquier ambiente en tu consulta gracias a su amplio abanico de posibilidades de acabado.

Es mejor elegir colores suaves que transmitan tranquilidad. Optando por grises neutros o colores de madera donde la veta se dibuje sin estar demasiado remarcada. Combinar esto colores que planten contraste, también de manera suave, con las paredes ayudará a un ambiente armónico. Evita e blanco total que da un aspecto demasiado sanitario y menos acogedor.

Claro que esto cambia si estamos en una consulta infantil.  Puedes poner colores más fuertes sin llegar a la estridencia.  Siempre tiende a los colores que tiene menos vibración y que jueguen en la misma gama. Puedes jugar con un azul turquesa y un cerúleo. Recuerda que los colores pueden afectar al ánimo.

Otro aspecto todavía más importante es la funcionalidad de los muebles que elijas. Recuerda que al fin y al cabo estás realizando una actividad profesional. Necesitarás muebles auxiliares que se puedan adaptar a tu labor (mesas, estanterías, etc.) Armarios en los que puedas conservar tus instrumentos y también en los que puedas guardar documentos administrativos en orden.

Los muebles de una consulta están diseñados para facilitar el trabajo

Cuida la distribución de los muebles en el espacio, La distribución debe ser útil para que el trabajo en tu consulta fluya con naturalidad. Lo mejor es instalar muebles personalizados conociendo cuáles van a ser sus usos. Así no tendrás muebles de sobra y los que tengan tendrán una eficiencia maximizada.

De nada sirve tener una estantería demasiado alta a la que no puedas alcanzar, o un armario enorme donde sea imposible tener ordenado todos los enseres que necesites. En una consulta los muebles a medida cobran una mayor importancia ya que están cumpliendo la misión de facilitarte el trabajo.

Una buena opción es establecer cuál es el recorrido habitual en el trabajo de una consulta. Donde deben estar tus instrumentos, si hay un elemento más importante que el resto sobre el que deben “orbitar” los muebles (como el sillón de la consulta de un dentista), si necesitas espacio para moverte, etc. Estas consideraciones son muy necesarias a la hora de elegir los muebles de tu consulta.

Por último también es necesario tener en cuenta el mantenimiento de estos muebles. En las consultas resulta especialmente necesario tener unos altos niveles de higiene. Por los muebles deben de ser de limpieza fácil colaborando a la pulcritud que necesitan estos espacios. Habla con tu proveedor sobre estos temas, ya asegúrate que la calidad del material y sus acabados responden a estos estándares.

Cuando un paciente entra en una consulta la primera sensación que debe recibir es la de profesionalidad. Unos muebles en mal estado, con machas y desgastados pueden hacer que el cliente no quiera volver. Asegúrate de la buena calidad de los materiales de los muebles.

Las consultas son espacios donde los muebles deben estar especialmente integrados. Cada armario, estantería o mesa debe tener una función. Si no es así, sencillamente ese mueble sobra y sólo actuara como obstáculo.

Lo mejor es que acudas a un experto proveedor como Careliwood que cuentan con un amplio catálogo y muchas posibilidades de personalización. Seguro que encontrarán los mejores muebles que se adapten a tus necesidades en su amplio catálogo, y lograrán que tu consulta sea increíble.