Ideas para amueblar un hotel personalizado

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

La elección de cómo amueblar un hotel no es sencilla, sino que se está volviendo una decisión estratégica, porque crear un hotel personalizado capaz de ofrecer a los huéspedes una experiencia única es esencial para la diferenciarse de la feroz competencia.

Ahora más que nunca, la personalización es la palabra clave en la elección del mobiliario del hotel. Los fabricantes como Careliwood ofrecen amplias oportunidades para tu mobiliario como la creación de productos personalizados para amueblar habitaciones y espacios comunes. La creatividad en la elección de los muebles está en aumento, pero hay que evitar excesos o improvisaciones. Para ello hay que elegir un estilo de decoración preciso a la hora de amueblar un hotel y seguirlo y desarrollarlo a rajatabla. A continuación te mostramos diversos estilos para elegir el mobiliario personalizado de tu hotel.

Amueblar un hotel con estilo minimalista

El estilo minimalista para amueblar un hotel es muy popular, ya que trae ventajas incuestionables. Es un estilo especialmente adecuado para la relajación y transmite una sensación de calma y elegancia. Primero, permite optimizar más el espacio, lo que hace que este estilo sea muy adecuado para hoteles con espacios más pequeños.

Es perfecto para hoteles en capitales o ciudades animadas, ya que permite a los huéspedes disfrutar del descanso y la concentración después de días ajetreados. Por la misma razón, también es muy adecuado para amueblar un hotel utilizado para viajes de negocios.

Para amueblar un hotel con un estilo minimalista, primero debemos plantearnos la gama de colores. Negro, blanco, gris y marfil son los más recomendados. Las formas deben ser lo más geométricas posibles, mientras que los materiales deben transmitir suavidad, tanto al tacto (por ejemplo, con el uso de cuero o imitación) como a la vista, a través de lacado brillante o mate. El uso cuidadoso de los espejos es una parte integral del estilo minimalista.

En un nivel práctico, amueblar habitaciones de hotel en un estilo minimalista requiere una gran atención a la calidad de los muebles: menos piezas no significa necesariamente menores gastos, y la menor presencia de accesorios a menudo debe compensarse con mayor calidad. La silla se convierte en un componente esencial en una habitación de hotel minimalista ya que podemos jugar con este elemento generando un fuerte contraste (con el color o la forma).

Amueblar un hotel con estilo clásico

Hablar de muebles de estilo clásico para hoteles agrupa una amplia gama de posibilidades: desde el Old England Classic con sus elegantes líneas dominadas por el blanco hasta la explosión de color y elementos recargados del barroco. Lo que une estos enfoques bajo un mismo estilo es la referencia a modelos de arquitectura y mobiliario del pasado. En este estilo hay que buscar un equilibrio porque el exceso puede ser fatal. Por lo tanto, es crucial tener un gran sentido de la proporción al amueblar un hotel con estilo clásico. El estilo clásico es una excelente idea para los hoteles en ciudades culturales o patrimoniales, para turistas que busquen sentir la historia en sus paredes.

Una habitación de hotel de estilo clásico normalmente tiene colores que van del blanco al crema y beige. Los tonos de madera, desde la caoba hasta el roble y la teca, se combinan con ellos.

Una cama con dosel es una pieza que caracteriza la habitación. La tapicería es particularmente importante. Mantener un equilibrio de colores es clave en este estilo. Dependiendo del efecto deseado, las sillas pueden tener carpintería tallada y tela, o líneas austeras para dejar espacio a las piezas más grandes como la cama o el escritorio que personalicen el entorno. La personalización del mobiliario es importante en el estilo clásico a la hora de amueblar un hotel más que en otros estilos.

Amueblar un hotel en estilo natural

El estilo natural reúne algunas tendencias conocidas también como estilo nórdico, y destaca por la estética vinculada a la madera. Líneas simples y limpias, combinadas con superficies en las que surgen vetas, nudos y otros detalles del material como rasgos característicos. Una apariencia que recuerda a lo rústico, hecho a mano o casero. El estilo natural va particularmente bien con los hoteles dedicados al turismo gastronómico y enológico o al turismo basado en la naturaleza, pero también se puede usar para amueblar un hotel urbano y construir espacios en los que descansar y evadirse.

El estilo natural en el mobiliario del hotel se caracteriza sobre todo por la madera en sus colores naturales: cerezo, fresno y teca, pero también por los contrastes. La tapicería es normalmente en colores cálidos, con la opción de fibras naturales. En la habitación de hotel los elementos distintivos son el escritorio y la silla: el primero exhibe en su parte superior una gran superficie de madera con los patrones naturales, mientras que la silla puede hacer contraste con telas de colores.

Careliwood te ayuda a personalizar y amueblar un hotel

Si estás buscando un fabricante para amueblar un hotel, Careliwood es una empresa especializada en mobiliario contract que personalizará todo el mobiliario que necesites para tu establecimiento. Hacemos proyectos a medida y combinamos materiales de la mejor calidad para crear todo el mobiliario de hotel que marcarán la diferencia respecto a tu competencia. Te escuchamos, te aconsejamos y nos adaptamos a tus gustos e ideas. Contacta ya con Careliwood y pon el mobiliario de tu hotel en las mejores manos. Nos encontramos en L’Olleria, Valencia. Llámanos al 961 044 001 o escríbenos al correo info@careliwood.com .