Aspectos a tener en cuenta al elegir el mobiliario de tu hotel

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Decorar a conciencia un establecimiento hotelero no es una tarea sencilla. Son muchas cosas a tener en cuenta, disponer de un presupuesto previo y la importancia de conseguir una decoración que combine a la perfección con las diferentes áreas que lo componen. Te ofrecemos algunos consejos…

Comprar el mobiliario para un hotel es una de las decisiones más importantes a la hora de abrir uno de estos establecimientos o llevar a cabo una reforma parcial o integral. Como bien sabes, en la valoración global de un hotel no solo cuenta su ubicación geográfica, la limpieza, la atención al cliente o la calidad de su servicio de restauración. También la comodidad y el diseño de su mobiliario son aspectos esenciales. No debemos desmerecer la importancia que tienen los muebles a la hora de decorar nuestro establecimiento pero ¿cómo saber que estamos eligiendo correctamente?

Calidad. Para escoger el mobiliario para un hotel es necesario darle prioridad a aquellos fabricados con materiales de primera calidad, que sean resistentes a diferentes agentes internos y externos, que sean muebles duraderos en el tiempo y que permitan a los huéspedes sentir que la calidad de la restauración es proporcional a todo lo que ven y le dan uso. Antes de invertir en ellos es primordial conocer los procesos de fabricación y ensamblaje.

Diseño. Este aspecto en el mobiliario para un hotel es clave en la selección de las piezas que serán ubicadas en las habitaciones y áreas comunes. Lo ideal es mantener una línea de decoración uniforme pero vanguardista, o al menos que reflejen armonía y coherencia con el concepto de tu hotel; definiendo perfectamente los estados de comodidad, confort, dinamismo, practicidad, todos esos aspectos hablarán por si solos.

Mantenimiento. Poder mantener limpios y en buen estado los muebles en un hotel es un aspecto básico. Para ello es importante escoger diseños prácticos donde se puede ejecutar la limpieza sin complicaciones. Los diseños con demasiados detalles, de calidad media o poco resistentes, deben ser descartados para darle prioridad a elementos que permitan mantener procedimientos de higiene sencillas y que alarguen la vida del mobiliario.

Consonancia con el resto del mobiliario. Es muy importante que al momento de elegir el mobiliario para un hotel se tome en cuenta la línea decorativa que estaba presente, en el caso de añadir nuevas piezas, así como mantener la misma línea cuando se empieza desde cero. Este factor dará un mensaje de armonía visual y buen gusto, dando la sensación de que cada detalle ha sido pensado para la comodidad de los huéspedes. Sin duda algo que agradecerán.

Imagen de marca. La selección de mobiliario para un hotel sirve para proyectar los valores de una marca. Los muebles y otros aspectos de la decoración son parte de un discurso que habla de lo que la marca ofrece a las personas, pensar en estos detalles es tan importante como la calidad del servicio prestado. No se debe sacrificar este aspecto, pues de él depende un parte clave de la imagen de la marca.

Fácil instalación. El mobiliario de un hotel debe partir de la premisa de ofrecer una fácil instalación, en muchos casos se trata de instalaciones grandes de elementos, lo que podría significar un proceso muy largo y engorroso. Este aspecto es clave para poder escoger muebles en masa y asegurarse que la instalación de todas esas piezas se podrá desarrollar sin mayor problema y contratiempos.

Precio. Pensar que al mobiliario de un hotel no hay que darle prioridad en el presupuesto puede ser un grave error, en estos casos aplica la ley de que lo barato puede salir caro, ya que los muebles de costos bajo no garantiza calidad, durabilidad, ni comodidad. Esto podría generar una serie de situaciones como accidentes, averías, desgastes y deterioro, afectando directamente la imagen de la marca y por ende generando una mala experiencia en los huéspedes.

Contemplar otras opciones. Una vez determinada la marca proveedora de mobiliario para un hotel, sería conveniente contemplar el resto de opciones que ofrecen. En el caso de Careliwood, nuestra línea de productos está llena de soluciones para el sector de la restauración y hostelería. Puertas técnicas, revestimientos, cabinas sanitarias, taquillas, encimeras, y una variedad ideal para rediseñar la línea decorativa de una marca.

Soluciones prácticas. Escoger muebles funcionales es la visión más productiva para una marca. Esto permite expandir la experiencia del huésped. Casos como los muebles para tv de Careliwood que no solo sirven para ubicar este electrodoméstico sino que además aportan otras soluciones al entorno. Cumplen su función decorativa, pero hacen más fácil el día a día, esa debe ser la meta a lograr a la hora de escoger el mobiliario para un hotel.

Todos estos aspectos permiten que las marcas asociadas a servicios de restauración y hostelería sean más que un servicio, una verdadera experiencia para quienes hacen uso de ellos, cuidar cada detalle suma y podría afianzar la fidelidad del cliente, al sentirse tan cómodo es muy probable que no solo vuelva, sino que además recomiende su experiencia con su entorno inmediato.