6 razones por las que es una buena idea un proyecto a medida

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

¿Necesitas ayuda para decorar tu nueva casa, darle un toque más corporativo a tu empresa o renovar el aspecto de tu hotel? Si es así, estás en el sitio correcto. Muchas personas buscan en su reforma algo especial, difícil de encontrar y cuando todos los patrones se rigen igual acabas haciendo lo mismo que el resto. Si tienes tu propia idea y quieres llevarla acabo, nosotros te ayudamos.

En Careliwood desarrollamos proyectos a medida en conjunto con nuestros clientes para obtener el mejor resultado y el más adaptado a sus necesidades (y por supuesto el proyecto de sus sueños). Pero ¿qué ventajas tiene hacerlo a medida? Cuando nos paramos a pensar son muchas dudas las que nos vienen a la mente y sobre todo la que más nos ronda en la cabeza es la del miedo a invertir en vano y no obtener los resultados que esperábamos. Sin embargo, en este artículo te contamos las 6 razones por las que elegir un proyecto a medida, contando con la ayuda de profesionales, merece mucho la pena.

1.     Ahorro de tiempo

El tiempo es un bien preciado y ya solo el simple hecho de planificar e investigar (ni qué decir tiene el resto de los pasos para llevar a cabo la renovación de tu hogar o establecimiento) requiere de muchísima dedicación e inversión de tiempo y esfuerzo. Somos conscientes de que no todo el mundo puede permitirse el lujo de, ni siquiera, reunirse con un decorador.

Dejar en manos de un profesional todo el proceso podría ahorrarte muchos quebraderos de cabeza. Un experto en la realización de proyectos de renovación que cuenta con los conocimientos necesarios para el desarrollo, ejecución y que conoce muy bien el sector, con toda seguridad te ofrecerá los resultados que esperabas.

2.     Personalización y originalidad

Al trabajar en conjunto con el cliente nos aseguramos de que el proyecto que tiene en mente se convierta en realidad. Realizar un análisis y estudio previo para comprender lo que el cliente necesita y sobre todo estar en constante comunicación, es clave para que el proyecto salga adelante y con la tranquilidad de saber que nuestro hogar o restaurante está en buenas manos.

3.     Asesoramiento profesional

¿Dejarías que una persona que no fuese dentista tratase un problema bucodental? En cualquier sector es importante que un experto sea la persona que asesore, trate y pueda resolver la problemática que se nos presente con la profesionalidad y experiencia que esperamos. Es por ello por lo que dejarnos aconsejar por especialistas conseguirá que, por ejemplo, prevea los diferentes gastos que puedan surgir o cualquier otro inconveniente y tomar las medidas oportunas con antelación evitando en la medida de lo posible, un mayor gasto (y sustos).

4.     Conocimiento al detalle del sector

Pocas personas son las que se aventuran a reformar ellos mismos su casa o establecimiento. ¿Por qué? Porque a menos que cuenten con los conocimientos y contactos necesarios, con toda probabilidad sufrirán retrasos, posibles engaños, variación al alza del presupuesto y otra serie de imprevistos con los que no contaban. Y si añadimos toda la inversión de tiempo y esfuerzo de la que hablábamos, es comprensible que muchas personas no sigan adelante con su proyecto deseado.

5.     Uso de materiales y tecnología de calidad

Hay diversidad de materiales y cada uno de ellos puede tener una finalidad distinta. Por ejemplo, el uso del material fenólico ofrece una protección especial frente a la humedad por eso, no es de extrañar que sea el material más común y demandado para la fabricación de muebles y otros elementos de madera que vayan a utilizarse en ambientes especialmente húmedos (taquillas o cabinas sanitarias en aseos, vestuario). 

Ocurre lo mismo con el mobiliario. Supongamos que estamos buscando personalizar nuestro hotel con muebles de estilo nórdico. No tendría sentido escoger muebles de estilo clásico, ¿verdad?

El material que vayamos a escoger para nuestra reforma debe ser de la máxima calidad y en este aspecto, un especialista también nos va a aconsejar y a ofrecer los materiales que mejor se adecuan a nuestro proyecto. En este aspecto entra en juego no solo el tipo de material, sino también la aplicación de este como comentábamos. Escoger al azar sin ningún tipo de criterio nos puede salir muy caro (y no solo hablamos de dinero).

6.     Garantías en el contrato

Por último y no menos importante, otra de las razones por las que escoger un proyecto a medida de la mano de profesionales es la garantía y tranquilidad que ofrece la elaboración y firma de un contrato profesional. Antes de comenzar con las correspondientes obras es imprescindible que se redacte un contrato de obra en el que figurará el presupuesto, la calidad de los trabajos y materiales que se van a utilizar, plazo de duración de las obras, así como demás información necesaria que evitará cualquier malentendido.

Si estás pensando en llevar a cabo un proyecto a medida para tu hogar o establecimiento, ¡no dudes en contactarnos! Estaremos encantados de poder ayudarte y cumplir tu proyecto personalizado.